Los Milagros del
Querubín Valenciano

 
 
(página 2)